miércoles, 4 de noviembre de 2015

El tiempo que fue

El tiempo que ya no es

Se acabaron las perjuras
se derritieron los hielos y los glaciares
ya no es tiempo de volver a tocarnos
eso fue solo pasado en la ilusión.

Hoy me propones ser amigos,
más me proponen ser amantes
de luna llena y de mis ojos
de mi piel aceituna y sin embargo
ya no es tiempo.

No queda nada que comer
no queda ni el último trago de vino
no hay una galleta o un migajón
ya no es tiempo.

El tiempo fue
se saturo tanto de colores que al explotar
solo quedaron grises en la paleta
turbia la tinta mancho los años con los daños
turbia tu lengua que arraso mis campos verdes

Simplemente ya no es
las tierras se encuentran yermas
una fina ceniza lo cubre todo
ya no es tiempo ni de lava,
ni de roca, ni de lobos aullando.

Se deslizaron las manecillas de reloj
y ahora eres viejo
con la piel arrugada y con cicatrices de guerra
perdiste tu última batalla contra el olvido
y cargas a diario el pesado saco de recuerdos
que no son, que ya no es, que el tiempo paso.

En el último resoplido
la última bocanada de aire
se parten tus huesos
te vuelves burbuja rota
el tiempo que ya no es.