viernes, 30 de marzo de 2012

Y me hace falta.

Y me hace falta tú mirada, y escuchar el sonido de tu voz, tenerte, aunque sea un poco, atrapar con mi ojos tú imagen y guardarla para los días difíciles, para los días de lluvia ¡dime como me dejaste querer? ¿ Hagas lo que hagas, seas como seas? para mi siempre seras el máximo anhelo, la único persona con la que imagino envejecer.



Triste hoy estoy triste y pensando een ti, será que es viernes de Dolores y me dueles, como una herida que se reabre, como una reuma que con el frío despierta su lastimosa voz.

miércoles, 22 de febrero de 2012

Ya no tengo miedo de ti

Ya no tengo miedo de ti


Ya no tengo miedo de ti
ya tu silueta se desdibuja en las madrugadas
nuevas formas
otros sentidos
variadas pasiones
dulces motivos
intensos calores
ocupan mis espacios.

Torbellino de polvo
recuerdos diluidos
derretidas en fuegos fatuos
velas chorreantes de cera negra
poderes ocultos designos
martirios antiguos
espíritus de un lustro perdido
y un poco más
y menos sentimiento.

Polvos pardos alrededor
lunas vacias de brillo
mudanzas a otros horizontes
pordioseros de lujo
amantes destruidos en lo imposible
guerras ganadas
batallas perdidas
dulces desafíos
amargos desencantos.

Si te perdí
me gané
si te fuiste
yo llegue
si te escapas
yo me encierro más fuerte
tranza de tiempo muerto
nostalgía de días que se fueron
aromas que se pierden
recuerdos que mutan.

Penelope cambio de parecer
se fue con el otro
encontro nuevos amores
perdió la fe en idolos de barro
aprendió
fue lista
disfruto del presente sin miedo al pasado
no cargo con más recuerdos
no vago por los infiernos
dilucido sensata
eligio el bienestar.

Ya no tengo miedo de ti

miércoles, 11 de enero de 2012

El Frío

El Frío

El frío que se desató por las calles y entre las avenidas al alba, solo se compara con el vacio en medio de mis ojos cuando te esfumas a la distancia.

El frío se cuela entre los tejidos de mi ropa y me eriza las carnes como lo hacían tus besos hoy lejanos y ajenos.

El frío de enero es la ocasión perfecta, el pretexto preciso para buscar tu calor por las noches y sentir tu piel y calentar nuestros píes helados.

El frío es el amigo de las parejas, nos hace unirnos hasta saciarnos, acirnos con fuerza y fundir nuestras temperaturas para apalear el comienzo un nuevo día, para un nuevo amanecer venciendo la soledad.

El frío que congela mi rostro a la hora del crepúsculo viendo el lago es un frío que me hace sentir vivo aunque me parece peligroso, intenso, trepidante.

El frío hace que mis ojos se pongan grises, que se convierten en espejos bruñidos de plata y se confundan con la capa de polución de las ciudades que oculta las nubes y el horizonte.