jueves, 11 de noviembre de 2010

El pasado

El pasado es la trampa que revuelve mis entrañas, es el breve espacio en que entrecorto mi respiración, no te tengo, no me tienes, soy de otro y tu eres del mundo, las naves quemadas en la playa me impiden volver, el tiempo ha pasado y no perdona, las mareas turbulentas han inundado las marismas y los viejos puertos enmohecidos, el viejo faro que alumbraba el camino del retorno hoy muere en la oscuridad, su espejo esta roto, sus escaleras derruidas, no soy más infeliz de lo que era antes, nuevos bríos y brotes florecen en mis adentros, tu mirada lejana y destructiva no atraviesa mis murallas de árboles de roble, nada se ha perdido, solo se a tranformado, el pasado vuelve e irrumpe como viento que se cuela una fría noche de invierno, las noticia es que antes me helaban los píes y la bocanada de aire que constreñia mis pulmones se petrificaban en hielo, hoy en cambio, una fojata a viva mi calor y una frasada me cubre las extremidades ya no hay frío, mi pecho se inunda de aire tibio y se ensancha en noches de luna llena, ya no aullo al pasado pues ladro al presente, triste tema es el ayer que muchas veces nos confunde, fuerte reto es el hoy que nos atañe y esperanza terca es el futuro que en este momento construimos.

El pasado es pesado y en el pasado debe reposar.