miércoles, 11 de marzo de 2009

los secretos saben a sudor

Leí esta frase y me provoco escribir algo al respecto


Los secretos saben a sudor


Cuando pregunto que harás este sábado
noto como tu voz se torna más grave
cuando te veo a los ojos
y volteas la mirada así como miras ahora
a la izquirerda y abajo para lúego alzarlos al techo
se que escondes algo.

Hasta donde se delimitan los territorios de la intimidad
hasta donde ocultar un secreto dispara una mentira
una fria gota de sudor escurre por tu frente al cuestionarte
una fria gota de sudor se deliza en mi mejilla para no decirtelo

En la noches las sábanas me pican
despierto tembloroso y mojado
en mi lengua la palabras me asfixian
me atraganto con las dudas de tantas noches

El drama cotidiano en el televisor
oculta la realidad compartida de muchos
las voces ahogadas de los delitos
sufren en carne el asesinado
el torturado, el niño violado
o la madre golpeada.

Los secretos hacen sudar las barandillas
los secretos hacen sudar los vidrios
los secretos hacen sudar a los ínfieles y desleales
los secretos hacen sudar a los políticos corruptos
los secretos hacen sudar a los rufianes y malvivientes
un calor inexplicable les persigue
un frio les hela el alma
el sabor de la traición.

una gota de sangre

Hace ya muchos años recuerdo mi primer encuentro con el señor García Marquez, fué en la FIL yo tenía 16 años y aun no lo había leído sin embargo me sorprendió su voz y sus palabras, poco después compré y leí 12 cuentos peregrinos, íncluso hice un video con mi novia de aquel entonces, un video maravilloso, mi cuento favorito se llama una gota de sangre en la nieve si no mal recuerdo, pues bien hoy ese es mi rastro de Sangre pero en la tierra.

les comparto:


Una gota de Sangre

Nada habrá que le calme y colme la sed
ya el manantital del que bebía se extinguió
las aves se paran en otra fuente
el murmullo lejano de los nuevos veneros aclama
al podrirse el agua de la vieja
todos van a la pila del rosal
al extender su mano hacia el líquido
en el dedo se pincha el jóven
una gota cae en el helado recipiente
camina primero corre después
y el pinchazo deja tras de sí
ropas sucias y un camino salpicado de sangre.

Qué hace de la vieja fuente?
ahora una Pila Seca
Quién le bebio todo el agua?
el desastre se cierne inherente
el polvo y la hojarazca poco a poco de adueña del lecho
la cantera se reseca noche y día.

El jóven lame su dedo
se absorbe el veneno vertido
chupa con su saliva su yema
come sus sueños liquidos
se moja de sí
humedece sus sentimientos

No basta con querer que la sangre se detenga
no hay poder que retenga un joven río brioso
no hay valor en lo viejo
no hay lealtad a la sangre
no hay fidelidad en el amor
los rosales solo dan espinas

Vivir sin sangre
morir a litros
dejar que la vida se vaya
que corran los sueños por el camino
poco a poco el se vuelve transparente
poco a poco el se diluye en su propia tinta
la desesperanza se cierne
la fe se apaga
el tedio lo cubre.

viernes, 6 de marzo de 2009

Camino hacia niguna parte

Camino hacia ninguna parte



Había salido de mi pueblo con la intención de llegar a ese bellisimo puerto, su clima, sus playas de arena dorada y su mar esmeralda eran la promesa que esperaba desde siempre, me encanta ese lúgar a veces me quedo por días a veces me quedo por meses y en alguna ocasión por algo más de un año.

Emprendí ese viaje una mañana de lúz perfecta, tome la carretera que lleva a la sierra, ví desfilar ante mi una cortina de montañas y varios valles, algunos con hermosos sembradíos, más de alguna vez llegue a comer algo, hacerme unas fotos y disfrutar del paísaje, mi travesía tardaría unas cuantas horas, al llegar a una incrujijada estaba un letreroque decía Puerto Amor a 350km, pero a la vera del camino una breha apenas medio asfaltada decía 200km A Puerto Am, entre seguir la carretera y ese camino existía una distancia considerable, la carretera era segura y esfaltada, el camino se veía pintoresco e índomito... al fínal me fuí por el camino.

Apenas avance unos metros ví un letrero que decía NO siga, camino en reperación, cerrado, "Peligro", en un árbol decía la leyenda grabada M y A no te enamores de mí, aún así persistí en la idea de seguir adelante, aunque la carretera estaba aún cerca, el camino prometía ser hermoso y se veía en buen estado, seguí caminando un par de kilometros y los primeros ollancos aparecían, me dije no importa, es tan hermoso este cielo y los árboles parece que hicieran un túnel multicolor que me protegía de los rayos de sol.

Ya avanzada la tarde los sonidos se hacían misteriosos, el canto de las aves, de los buhos que despertaban anunciaban el ocaso, el más lindo atardecer que jamas alla visto, sus colores me envolvieron me sentía tan vivo, tan fresco, tan feliz que deseaba que mi llegada al Puerto se retardará un poco, al checar mi teléfono celular me percate que había perdido conexión con el mundo así mismo note que la gasolina en mi auto quizá no me alcanzará pude a ver regresado por el camino pero ya había avanzado y me parecía un desproposito.

Llegue a la primera aldea, era un día de elecciones políticas así que la gente estaba toda briosa pero desconfiaban de los extranjeros, una señora me dijo a donde va, le espondí a Puerto...ella dijo.- mmmm muchacho mejor regresate el camino esta muy feo, le respondí.- no importa no tengo prisa en llegar... ve con dios susurro, lo necesitaras, seguí y la noche envolvió todo y mostró un hermoso manto de estrellas, me sentí algo cansado así que decidí parar en el siguiente pueblo.

Bienvenidos a San Jorge, aparte la vista del camino, cene en una linda fonda y pregunte si habría un hostal, al llegar un hombre robusto ofreció una habitación, fuímos a inspeccionarla, la cama era fea, el colchon duro, la habitación no era por mucho bonita, pero era lo que había, acepte, dormí con incomodidad, había algo en esa cama que me ícomodaba, un gran espejo lleno de óxido estaba frente a mi y al despertar me veía en la penumbra, al alba me levante, sentí el cuerpo molido y esa sensación de extrañar la cama, me dije mmm mejor me hubiera seguido por la carretera me desvelaría pero ya estaría en mi destino, apenas termine de cabilar baje al pequeño resaurant y ya me esperaba un desayuno, un poco de pan tostado jugo de naranja y mermelada, algo de cereal y un brevisimo omelette con salsa verde, lo comí no me parecío excelente pero bueno, era lo que había.

Salí merodear por San Jorge, era un pequeño pueblo, lleno de ollancos y con casas en mal estado, estas, contrastaban con las casas de nuevos ricos de colores chillantes y parabolícas, llegue al templo, un lindo templo su altar,su retablo y un hermoso Sirio Pascual al centro, el sacerdote era un italiano, cumplía ese día su misión y volvería a Siena su ciudad natal, espere la misa y comulgue, en el pueblo decían que se iba por ladrón, pendeciero, sodomita y no se otras cosas, a mi me trato con dignidad y respeto, le dese un feliz retorno a casa, la gente del pueblo era muy rara, por un lado hacían muchas preguntas, querían saberlo todo, encontre mi coche con estapillas y el hombre del hotel a pesar de avísarle que me iría ese día me cargo una noche más, me dijo porque me pase 40 minutos más de lo establecido, al fínal decidí quedarme un poco más, ya que pagaría decidí descansar.

Esa noche ví murmurar a la gente cuando pasaba, al llegar a un portal un niño me dijo que el antillano un puertoriqeño vencidado ahí decía que yo venía a robar, que era de esos foraneos peligrosos, que cuidaran a los niños y las muchachas, yo hice caso omiso, cene unos tacos frente a la plaza y me dispuse a descansar ya que a primera hora retomaría el camino.

Otra noche pase en vela, apenas si logre conciliar el sueño a ratos, oía al atillano exortando al pueblo a lincharme, aún no amanecía cuando tome mis triques y me largue, deje la llave en recepción y no teniendo deudas tome de nuevo el camino.

Durante la mañana el calor subía, me dí cuenta que los tacos habían hecho que me enfermerá y pare varias veces para vomitar y hacer mis necesidades, Dios dije ora si estamos bien, perdido en un rincon del mundo enfermo y sin celular,recorde entonces que llevaba algunas pastillas en mi botiquín, me sente a descansar en una roca junto a un árbol y me dormí, Al despertar por el ruido de un motor ví al posadero y a otro tipo venir hacia mi, el posadero le dijo al Alguacil que me había ido sin pagar.... Que que? no seño yo a este hmbre le pague hasta la risa, el alguacil quería detenerme, llegue a un trato me dieron un par de litros de gasolina, las gracias, más estampitas y le pague un día más de hotel... alego que a las 6 en punto se vencía la habitación... me dije no te gaste con pendejos y seguí otra vez por esa camino tan lindo, ya ni siquiera pense en regresar a la carretera.

Ví un letrero que decía Antiguo Puerto Am... a 30km, dije mi mismo ya chingaste, pero me parecía raro que la cresta de las montañas se hacía cada vez más alta y la playa pues aún ni sus luces...

Antes de cumplirse los 30 km una llanta se poncho al caer en el puente sobre el arroyo, un letrero decía Puente Alejandrino de los Reyes, baje de auto, y ví que tras lomita estaba un pueblo, puse manos a la obra desmonte la llanta y fuí al poblado... uno pasos y ya estaba, primero pregunte por un llantero, lúego de cruzar el pueblo y encontrar al llantero un fornido pelirojo casi tan alto como un gigante y musculoso como un atleta de lucha, camine por el extraño pueblo, el arroyo se unía a un gran río, mientras el imponente pelirojo me contaba sus historias como seminarista, yo pensaba en la llegada al puerto, un rico coctel, unas deliciosas botanas junto al mar y sentir el calor de los rayos del sol y la brisa marina, de pronto llegamos al coche y dijo que mala suerte que callerá en este ollanco a tan solo unos pasos de Puerto Amarillo, bueno antiguo puerto amarillo, ahora ya no hay tránsito, arreglo la llanta, pero por ínverosimil que pueda pasar aquel gigante era un debilucho al que tube practicamente que ayudar, al regresar al pueblo una extraña mujer me conto que aquel gigante en realidad era un ser tan poco útil al pueblo que vivía que hacía ollancos con clavos y vidrios por doquier para que los pocos autos y más los foraneos calleran en ellos., no sabía otra forma de ganarse la vida iba ser sacerdote y lo sacaron del seminario por encontrarlo debíl, así que se convitío un estatua de músculos, una estatua hueca y caminante.

Apenas salí de ese pueblo pregunte cuanto faltaba para Puerto amor 150 km. Puta madre no puede ser, otros 150 km. compre gasolina carisima y seguí además había recorrido con tantas penalidades que decidí no detenerme, camine unos cuantos metros y pense que no importaba llegar aún con todas las peripecias ese viaje era magnifico y el camino era realmente bello, comence por fin a bajar y bajar del bosque comenzó el cambio cada vez mayor a una selva tropical, los otrora pequeños arroyos se volvían potentes cascadas por doquier y pequeñas y grandes rocas comenzarón a aparecer sin más por el camino, llegando a una imponente zona de barranca un letrero en letras amarillas decía ¡Zona de derrumbes! cuídado.

Era demasiado el trecho para regresar, seguí adelante una vez me atasque, pero seguí adelante, el camino se hizo cada vez más intransitable, pero seguí logre ver al final del valle la carretera principal a Puerto Amor, y seguí, el día se volvió de pronto gris y una granizada me sorprendió sobre el desfiladero de la montaña, y seguí, deje de ver un momento pare sin apagar el motor, al calmarse la tromba seguí, seguí, seguí.

Baje por la montaña aún con problemas, volví a subir un promontorio y cuando ví por fin la salida a la carretera paso lo inesperado mi camino, ese hermoso e insufrible camino había sido desgajado en un gran tramo, me sente primero a maldecir mi puta suerte y mi bendita estupidez, lúego llore, llore de rabía de tristeza, me senté en una piedra, después de un par de horas ví como el camino hacia atras estaba bloqueado, despeje como puede las rocas, por suerte algúnos campesinos me ayudarón a quitarlas, de regreso no caí en ningun poso, me regalaron gasolina y hasta en San Jorge el hombre de hostal me regalo cosas típicas y comida, me aaseguro un 50% de descuento si regresaba, al llegar al principio del camino tome por la carretera principal aún era de día.. al fínal no importaba, aprendí, me divertí ví pasajes explenderosos y descubrí en esa camino el Marco perfecto... tal vez no me llevó a donde deseaba pero siempre será una experiencia para contar... al final de cuentas el puerto no se moverá, ni el camino, solo se transforma.. todo se transforma.